Todo Sobre las Valijas

Politica de Equipaje de Alitalia

Equipaje de mano

Los efectos personales como carteras porta documentos u ordenadores personales, son considerados como equipaje de mano y pueden ser transportados en cabina ajustándose a los límites indicados. Las muletas y cochecitos de bebé son considerados también equipaje de mano: se facturan, etiquetan y transportan en bodega sólo en caso de falta de espacio a bordo.

Dimensiones del equipaje de mano

Se puede llevar en cabina un solo equipaje de mano por persona que no debe superar las siguientes dimensiones (incluidas, asas, tiradores y ruedas):

peso: 8 kg

longitud: 55 cm

altura: 25 cm

profundidad: 35 cm

 

 

 

ATENCIÓN: para agilizar los trámites de embarque, rogamos verificar medida y peso de su equipaje de mano con uno de los representantes de Alitalia o utilizando uno de los medidores próximos a los mostradores de facturación antes de dirigirse a la puerta de embarque. A los pasajeros que rechacen o no cumplan correctamente con las normas del equipaje de mano se les podrá denegar el embarque. Por favor, descargue el “manual relativo al equipaje“.

Objetos peligrosos

Por motivos de seguridad no está permitido llevar en cabina objetos considerados como peligrosos para la seguridad del vuelo, como por ejemplo, tijeras, abrecartas, cuchillos, navajas ‘suizas’ o instrumentos de uso agrícola, científico, deportivo, industrial o similar así como reproducciones de armas de fuego. Además, no está permitido llevar mecheros en los vuelos con destino a Estados Unidos. Para más información, visite la página dedicada.

Objetos perdidos

En caso de olvidar algún objeto personal a bordo o en el aeropuerto, podrá reclamarlo al  Departamento de Alitalia Lost and Found

 

EQUIPAJE DE BODEGA

Se permite despachar una pieza registrada en bodega de 155 cm (35 + 45 + 75 cm) y de 23 kg máximo, esta es la franquicia permitida. El resto del equipaje será facturado como exceso de equipaje El equipaje puede ser facturado previa presentación del billete por parte del pasajero. A continuación todo lo que debe saber antes de iniciar su viaje.

Cómo preparar su equipaje

El equipaje a facturar será pesado en el mostrador de facturación y transportado en la bodega del avión debiendo ser lo suficientemente rígido y resistente para un transporte seguro.  Las cajas de cartón pueden ser facturadas si están provistas de nombre, envueltas en plástico (en los aeropuertos donde exista tal posibilidad) y respetando las dimensiones máximas previstas: 158 cms (longitud + altura+ anchura).

La etiqueta, la identificación del equipaje

En el momento de facturar el equipaje, éste será etiquetado con el nombre del pasajero, itinerario, código de escala, y número de vuelo. La etiqueta es el documento de identidad de su equipaje. El recibo de la etiqueta se adjunta al cupón de vuelo que servirá como identificación a la llegada, pudiendo ser localizado en caso de extravío.

Declaración de valor del equipaje

El límite de responsabilidad de Alitalia por pérdida o daño del equipaje registrado, no cubre los daños de los objetos de valor, frágiles o perecederos. Si tiene la necesidad de asegurar estos objetos, puede efectuar una declaración de valor.

Peso máximo permitido de equipaje a facturar 

El peso máximo permitido para cada pieza de equipaje facturado, independientemente de la franquicia, es de 23 kg. Cajas, paquetes o simples equipajes que superen ese peso serán transportados como mercancía Para más información visite la página de franquicia de equipaje.

Exceso de equipaje

El coste del transporte de equipaje está incluido en el precio del billete dentro de los límites de franquicia permitidos.  Si el equipaje supera los límites establecidos, deberá pagar un canon por exceso de equipaje.

Restricciones y equipajes no permitidos

Por motivos de seguridad, Alitalia se reserva el derecho a revisar el contenido de todos los equipajes a excepción de los diplomáticos y podrá restringir el transporte de algunos artículos. Muchos de los artículos prohibidos en el avión podrán ser transportados como mercancías embalados según lo previsto por el reglamento de carga.  Para más información visite la sección de Equipajes Especiales 

Fuente : Alitalia.com

 

Lista de ropa sugerida para armar tu valija

  • 1 Campera abrigada (llevar a bordo del avión).
  • 2 Pantalones impermeables.
  • 3 Pantalones de algodón.
  • 2 Jeans.
  • 4 Remeras manga largas.
  • 4 Remeras manga corta.
  • 3 Camisetas (tipo microfibra).
  • 3 Camisetas (para varones).
  • 2 Pares de Zapatillas (1 par puesto y el otro en la valija).
  • 1 Calzado de cuero para la noche (optativo).
  • 1 Pijama.
  • 1 Par de pantuflas.
  • Ropa interior (se puede lavar).
  • 2 vestidos para las salidas nocturnas.
  • Guantes impermeables, bufanda y gorro de abrigo.

 

 CONSEJOS PRACTICOS PARA HACER LA VALIJA

Hacer las valijas también   forma parte del viaje, tanto como ir de excursión, tomar fotos o probar   los platos típicos de los lugares que se visitan. Por eso vale la pena   dedicar la atención y el tiempo necesarios a la tarea de empacar, ya   que de la calidad y del peso del equipaje que el viajero lleve depende, en gran   medida, que pueda disfrutar –o padecer– el tiempo que pase lejos de   casa.   Para muchas personas, el momento de guardar sus cosas en el bolso o la valija   constituye un verdadero dolor de cabeza. Como el caso de una viajera que se   pone tan nerviosa cada vez que empaca, que cuando finalmente termina de cerrar   con mucho esfuerzo la valija, se tiene que tomar un analgésico. Otro   viajero confesó que delega esta tarea en la señora que hace la   limpieza de su departamento de soltero. El resultado suele ser que una vez en   el hotel, en el que no pasará más de una noche, debe vaciar completamente   la valija para encontrar lo que busca, con lo cual termina deshaciendo el prolijo   orden conquistado.   Definitivamente, la actitud más razonable si se quiere evitar posibles   contratiempos es anticiparse al momento de empacar y planificarlo concienzudamente   para lograr llevar lo necesario y suficiente, conseguir que todo llegue en buen   estado y no olvidarse de nada que pueda ser imprescindible. Para ello, aquí   van estos consejos:

1. Elegir el equipaje   adecuado Las valijas deben ser livianas, seguras y fáciles de transportar.   Al elegir una valija conviene decidirse por alguna que tenga ruedas o bien comprar   aparte un carrito de equipaje. Este pequeño accesorio hace la diferencia,   protegiendo las espaldas y los brazos cuando deben atravesarse largas distancias   en aeropuertos y estaciones de ómnibus. Hay que tener en cuenta que no   siempre será posible encontrar maleteros o carros disponibles. Incluso   para el equipaje de mano puede ser muy útil el modelo carry-on, con ruedas   y manija larga y del tamaño permitido para subir a las cabinas de los   aviones como equipaje de mano. Otro detalle importante es que el equipaje tenga   bolsillos con aperturas laterales y forro de plástico en los que pueda   guardar cosas a último momento y artículos húmedos o sucios   (a la vuelta, claro está). También es necesario un candado o una   cerradura, preferentemente con combinaciones en lugar de llaves, que son fáciles   de perder. Es recomendable cerciorarse con la compañía de transporte   sobre la normativa que aplica para el equipaje, con el fin de evitar inconvenientes   y cargos extra. En general, en las aerolíneas permiten despachar uno   o dos bultos de 20 kilos en total por persona, en la clase económica.

2. Hacer un inventario    Un par de días antes de la partida se puede empezar a confeccionar   una lista de lo que será necesario, teniendo en cuenta el clima del destino,   el tiempo de la estadía y el motivo del viaje. Con la lista en la mano   conviene chequear si todo está limpio y si efectivamente está   en el placard, a fin de poder reponer, lavar con tiempo, coser o salir a buscar   aquello que falte. Para destinos de verano son básicas las bermudas,   shorts y remeras, así como sweaters livianos de hilo o algodón   para vestir en las noches o en los lugares con aire acondicionado, y mochila   para llevar botellas de agua y evitar deshidratarse en paseos soleados. Para   saber cuánta ropa es suficiente, hay que calcular una muda interior de   ropa interior por día (no más de 7 si viaja más de una   semana, ya que en viajes largos siempre habrá tiempo suficiente para   que la ropa se lave y se seque).

3. Organizar el espacio    En el momento de armar la valija resulta de mucha ayuda disponer todo sobre   la cama según su lista, con varias bolsas de polietileno vacías   para guardar algunas cosas dentro de ellas, e ir tildando cada ítem a   medida que se acomoda la ropa en la maleta. El mejor procedimiento para preparar   las cosas antes de guardarlas en la valija es determinar un criterio que a uno   le resulte útil para después localizartodo fácilmente.   Las remeras y camisas deben ubicarse en el fondo de la valija dobladas, e intercalando   el dobléz grueso con el fino de la prenda siguiente de forma de compensar   el espacio y evitar que se forme un desnivel en la pila. Los zapatos se ubican   de a uno entre los huecos, al igual que cinturones, corbatas y accesorios. Arriba   se acomoda la ropa fina, las faldas y los pantalones doblados en dos. Sobre   éstos se ponen las toallas y la ropa de abrigo. Es imprescindible llevar   un abrigo, incluso en verano, para protegerse durante el viaje por los aires   acondicionados. La ropa interior, las medias y los trajes de baño conviene   guardarlos en bolsas de supermercado, y de éstos sí puede llevar   unos pares extras, ya que no ocupan lugar y nunca están de más.

4. Embolsar los zapatos    La forma más cómoda de guardar los zapatos es envolverlos   en bolsas de polietileno, de a uno, no de a pares, para poder ubicarlos entre   las prendas. Al elegir el calzado para llevar, es importante optar por aquellos   que son cómodos y que se usan habitualmente. No conviene estrenar zapatos   nuevos durante un viaje; pueden provocar ampollas o raspaduras muy molestas.

5. Se pueden evitar las   arrugas Para lograr que la ropa no se arrugue hay varios métodos.   En el caso de las camisas conviene enviarlas a la tintorería unos días   antes de viajar y guardarlas en la valija tal como las entregan, planchadas   y empaquetadas en sus bolsas de plástico. La otra forma de evitar las   arrugas es enrollar prolijamente las prendas y guardarlas en bolsas de supermercado,   una al lado de otra armando hileras con prolijidad. Para llevar trajes, lo mejor   es usar un portatrajes que se puede subir a la cabina del avión como   equipaje de mano, o bien guardarlos limpios, planchados y embolsados sin doblar   dentro de la valija.

6. Artículos de   tocador Si el viaje es por pocos días conviene llevar sólo   un juego de champú, crema de enjuague, jabón y pasta de dientes   para toda la familia, envolviendo las cremas y los envases pequeños en   bolsas de polietileno para evitar que ensucien toda la ropa en caso de que se   rompan o se derramen, situación frecuente por la presión de las   cabinas de los aviones.

7. Precauciones en caso   de perder equipaje Los que viajan con su familia y llevan varias maletas   pueden guardar en cada una de ellas un juego de ropa de los restantes miembros.   De ese modo, en caso de que se pierda alguna de las valijas, todos tendrán   ropa para cambiarse.

8. Bolsos vacíos    No hay que olvidarse de guardar un bolso vacío dentro de la valija   si uno piensa hacer compras, así como un bolso de playa o una mochila   pequeña para las excursiones que haga en el destino.

9. Etiquetar las valijas    Para que el equipaje llegue al destino correcto o sea localizado fácilmente   en caso de que sea embarcado en otro vuelo, hay que tirar las tarjetas de vuelos   anteriores y poner una etiqueta con todos los datos del dueño tanto dentro   como fuera de la valija.

Fuente: Daniela Chueke , Turismo12

Comments are closed.